Tu vida, tu responsabilidad.


Es importante no confundirse. No somos los herederos ni los responsables de lo que hicieron nuestros ancestros anteriormente. Este tipo de interpretaciones generacionales son erróneas y muy divulgadas por muchas terapias o sistemas de creencias alternativas que lo único que logran es mantenernos anclados en el victimismo y en justificación generacional para desviarnos de nuestro verdadero trabajo interior.