MUCHOS SON LOS LLAMADOS…


Afortunadamente en el transcurso de unos pocos años, una pequeña parte de los Seres Humanos se han visto atraídos y llamados por la emergencia espiritual y han empezado a abrirse caminos entre los libros, videos, cursos, maestros, viajes y cualquiera de las alternativas ofrecidas que les guiaran mínimamente a dar los primeros pasos en esto de saber “cómo funciona el juego del Universo.”

A través de las enseñanzas que se van adquiriendo para el descubrimiento de un@ mism@ se pasa por distintas etapas que abarcan desde la prepotencia, la inseguridad, el sentirse desubicado, la confusión, el sectarismo, la iluminación temporal, el narcisismo espiritual y así sucesivamente hasta llegar a la crisis personal más aguda adecuada para tirar todos los castillos de naipes que hemos construido entorno a la idealización y la fantasía de la Espiritualidad.

Después de pasar por cada etapa llena de decepciones, descubrimientos, aventuras y experiencias, por fin dejamos de dar bandazos entre tanto circo de luz ambulante y surge un poco de madurez y de despertar personal suficiente para tener las cosas más o menos claras y empezar un sendero propio basado en entregar a los demás aquello que tanto esfuerzo nos costó conseguir.

La pregunta inmediatamente es: ¿Y ahora, qué?

Es importante que uno acepte desde el primer momento que la entrega de toda la vida al mundo de la Espiritualidad y el Crecimiento Personal es un oficio como cualquier otro donde encontramos profesionales, aficionados, gente llena de buena intención y también, y lamentablemente muy abundantes, desalmados y estafadores como se encuentran en cualquier otra profesión o empleo.

Después de comprender elementos tan sensibles y discordantes como el que se debe cobrar por el trabajo realizado o que tu tiempo es tan valioso como el de cualquier otro, surge la crisis personal y se despiertan los temores por el agrio descubrimiento de que el camino espiritual no estaba tan lleno de rosas como lo pintaban los cuadros celestiales de los techos artísticos.

Para triunfar uno no debe rendirse, aquellos que se rinden nunca llegan a triunfar. Se tiene que dedicar la vida entera, la energía al completo, hacer en ocasiones sacrificios personales, aplicar toda la fuerza de voluntad que seas capaz de generar y utilizar toda la paciencia y el esfuerzo que tu Alma se permita sin llegar a perder la salud para empezar a ver los primeros brotes de fruto entre tanta semilla esparcida.

Hay que recordar que el regalo más hermoso que te da la entrega a los demás es precisamente el Amor, la Gratitud y el Reconocimiento que obtienes de los demás (y sí, a veces, ni tan siquiera eso porque ya sabemos que hay de todo en la Tierra), pero son muchos más los que te regalan un “gracias” y un “te deseo lo mejor” que aquellos que vierten su basura sobre Ti para evadir su responsabilidad.

Recuerda que después de todo, el verdadero tesoro no vendrá solamente del plano material o del éxito que obtengas en el mundo sino por la Luz derramada sobre Ti por el Universo y la inmensa Paz, la conciencia tranquila y el Amor que obtienes en el interior como pago de un trabajo bien hecho.

Algunos esperan una pancarta de neón del Cielo para empezar su andadura y otros esperan ver el camino para caminar aunque la verdad es que el camino se hace y se abre ante Ti cuando se camina. El tiempo es el mejor aliado para mostrar a los verdaderos Ángeles que son capaces de volar y hacer volar a los demás. Aunque en algunas ocasiones dudes de si tus alas se han abierto y están preparadas para un propósito tan complicado y sensible como es el guiar a los demás hacia sus propias alas, no sabrás realmente la fuerza que tienes hasta que no la entregues por completo.

En este trabajo de tanta exigencia, muchos perecerán en el camino porque descubrirán que todavía no ha llegado el momento de desempeñar su papel con el mundo, otros lucharán con uñas y dientes para intentar dar a los demás lo que no se han trabajado para sí mismos y otros descubrirán que después de mucho trabajar, de una total entrega y de pasar más de cuarenta días y cuarenta noches por el desierto de sus propias dudas, inseguridades y falta de confianza, el sol acaba saliendo para ellos y son tocados por la bendición de la Luz y el amanecer de la galaxia.

Porque muchos son los llamados pero pocos los elegidos…

Prof. Denis Astelar

http://astelar.wixsite.com/denisastelar

Tel. 678 615 602

(0034)  678 615 602
  • YouTube Social  Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Instagram Social Icon

Este es el sitio web oficial sobre Denis Astelar, fuente de información sobre su agenda, programas, cursos online y consultas privadas.

Todos los derechos reservados.   Academia Hermes © 2015

Términos y condiciones - Aviso legal y cookies.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now