¿ERES UN SER HUMANO O UN ÍDOLO DE MADERA?


Hemos llegado a un punto donde un mundo tan moderno y tan conectado tecnológicamente nos ha permitido un acceso mayor a la información y un mayor alcance a las personas, pero a su vez nos ha desconectado todavía más de la conciencia y el Alma de los Seres que nos rodean.

Actualmente las personas han querido comprar a los demás tantos mapas de cómo alcanzar el conocimiento, la sabiduría, la felicidad y la plenitud total que a cambio han pagado la factura entregando su propia alma, empatía, sensibilidad, honestidad, humildad, honradez y parte de los tesoros que tenían en su interior.

En este trabajo espiritual como en todas las demás profesiones, hay personas profesionales, diamantes en bruto, fraudes y verdaderos desalmados. Discernir entre unos y otros pasa, lamentablemente, por experimentarlos todos y estudiar las experiencias que nos dejan, sólo así sabremos elegir el grano de la paja. Hay miles de terapeutas, coaches, profesores de yoga, escritores, gurús, maestros, cursos, oradores etc etc etc, pero si nos paramos a observar de cerca, veremos que sólo valen la pena 1 entre 1000, el resto es puro atrezo de plató de televisión.

Alguien que a sí mismo se considera “evolucionado” o “superior al resto” no puede sentirse impasible e inmóvil ante las injusticias o dolor que se generan a la Humanidad, a los animales, las plantas o al propio planeta. Aunque crea que ha llegado a comprender que todo sucede por una razón y que todo sigue un plan, no debe olvidarse de que forma parte de esta obra de teatro llamada vida y que en algún momento el Destino le pedirá que actúe y salga al escenario, haciendo aquello para lo que ha nacido, sin poder mirar hacia otro lado o escudarse en la perfección cósmica.

No confíes en todo lo que te dicen o ves sin escuchar a tu interior o a la voz de tu intuición, incluso la sal ante tus ojos parece azúcar.

Es importante que antes de juzgar u opinar sobre alguien, uno se interesara por conocer a la persona y se valorara lo que hace, no sólo lo que dice, nunca debemos olvidar de que hay demasiadas lámparas para tan pocas bombillas.

Si desean saber ante qué árbol están, observen sus frutos, no sus raíces o flores.

Incluso desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días, los embaucadores, estafadoras, liantes y charlatanes se han abierto camino para sobrevivir como lo han hecho los mosquitos, chupando la sangre y alimentándose de la ignorancia y la pasividad de los demás.

¿Acaso alcanzar la iluminación o la comprensión global de la existencia te vuelve absolutamente insensible ante ella?

Se trata de tener sabiduría, amor, alma y luz, no de tener títulos, frases hechas, discursos vacíos o un baúl de consejos inútiles para regalar a quien no te los pide como si fueran dátiles envenenados en forma de salvavidas místico.

Las personas deberían actuar más y hablar menos porque cuando las cosas se hacen, se dicen solas.

Es de manual que las personas que no comprenden o que ignoran directamente la verdadera función del Ego, lo utilicen como arma arrojadiza contra aquellas personas que tanto trabajo han dedicado a estudiarlo, equilibrarlo, sanarlo y darle su lugar y espacio. Aquél que te diga que eres todo Ego o que deberías “trabajarte” o que “te queda mucho por aprender” se lo deberían decir a sí mismos ante un espejo para darse cuenta de que deberían aplicarse el dicho aquél que dice “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

Lo que está claro es que el camino del Crecimiento Personal para alcanzar una verdadera espiritualidad interior pasa, de igual forma, por paisajes tan oscuros y difíciles como le suceden al más común de los mortales, la diferencia es que esos Seres de Luz tienen las herramientas suficientes para poder ver más allá del problema inmediato e intentar encontrar una evolución y conclusión personal así como una solución en un plazo de tiempo mucho más corto que aquél que desconoce todo lo que el Universo tiene para mostrarle.

Cuando llegue el momento y sientas que es tu momento de decir, de sentir o de hacer, ¡simplemente hazlo!

Los demás sólo pueden mostrarte algunos detalles del camino como lo hacen los carteles en un peregrinaje, pero sin duda alguna tu verdadero camino es algo sagrado, marcado y diseñado para que sólo Tú puedas alcanzarlo.

En este sendero llamado vida encontraremos de todo, algunas cosas nos ayudarán y servirán de mucho, otras sólo nos dejarán una lección junto a la decepción más absoluta, pero sigue siempre hacia adelante, caminando, aprendiendo, creciendo y disfrutando de cada paso que das porque sea como sea, estás avanzando hacia adelante, al siguiente peldaño de la mejor versión de Ti mism@.

Prof. Denis Astelar

www.academiahermes.com

Tel. 678 615 602

(0034)  678 615 602
  • YouTube Social  Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Instagram Social Icon

Este es el sitio web oficial sobre Denis Astelar, fuente de información sobre su agenda, programas, cursos online y consultas privadas.

Todos los derechos reservados.   Academia Hermes © 2015

Términos y condiciones - Aviso legal y cookies.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now