NO ES EL PAÍS, ERES TÚ.


El problema de todo lo que ocurre en un país no es del país sino de los miembros que lo componen.