LA SUPERACIÓN DEL MIEDO


El miedo, ese inseparable “acompañante de viaje” que parece estar siempre presente en los momentos más cruciales e importantes de nuestra vida cuándo se deben tomar decisiones que consideramos vitales.

¿Cómo podemos tener una vida sin miedo?

Definitivamente el miedo es un instinto básico heredado de la supervivencia animal del cual ya venimos dotados desde el primer momento de nuestra nacimiento y que, aplicado como método de prevención y seguridad, puede servir en situaciones donde pueda peligrar nuestra vida sin embargo, más allá de esa necesidad instintiva, el miedo siempre estará ahí conviviendo con nosotros como lo hace el aire y de nosotros depende darle su espacio y hacerlo imperceptible o darle un peligroso papel protagonista en nuestra existencia.

El miedo es un muro infranqueable pero el Amor es la escalera que permite saltarlo.

Para conseguir superar el miedo no es necesario enfrentarse a él sino conocerlo, saber su origen. Pasar por esta contradictoria experiencia de no huir sino de conocer el desencadenante de dicho temor nos sanará totalmente si logramos localizar el origen de su manantial. Aunque todo desafío produce dolor y sufrimiento, el evadir y evitar conocer al miedo es sin duda una lenta sentencia de muerte que llena nuestra vida de poderosas limitaciones. Uno teme a lo que desconoce, por lo tanto cuando llenamos ese vacío repleto de ignorancia por el bálsamo de la sabiduría, el miedo desaparece.

El secreto para que cada día sea mejor no es más que tener la habilidad de mirar dentro de nosotros y ver cuáles son las fronteras mentales que, a través de nuestros miedos, nos hemos creado y nos frenan el camino de la vida. Durante nuestro camino cometemos errores que nos enseñan y nos modelan nuestra forma de ser, ante dichos errores debemos establecer una actitud de auto-superación, tolerancia y perdón y evitar la culpabilidad y el victimismo. No debes olvidar que si el Universo funciona en una existencia de dualidad, detrás de un error siempre te espera el acierto.

La próxima vez que sientas miedo en una situación concreta, analiza de dónde proviene y esfuérzate por conocer su origen, su identidad. Por ejemplo: si tienes miedo de hablar en público, en realidad tienes miedo a hablarte a ti mism@, a escucharte y a comprenderte. Primero debes retroceder en el pasado, el lugar donde el miedo vive, y descubrir su procedencia real es decir, el momento, trauma o situación donde empezaste a percibir esta limitación en Ti. Una vez conocida la razón real que hizo crecer ese miedo, hay que invitarle a irse retándolo a venir al presente, haz un simple ejercicio de ponerte frente a un espejo y realizar una conferencia para Ti y verás que poco a poco convertirás tus limitaciones en valiosas enseñanzas para que la próxima vez que tengas la oportunidad de hablar en público puedas hacerlo con muchos nervios pero sin obstáculos.

Con esta mecánica de búsqueda, identificación y cambio, empezarás a comprobar que el miedo es irreal puesto que jamás vive en el aquí y el ahora y te darás cuenta de que no presenta ningún peligro ni ejerce ninguna presión más allá de tu propia mente. El miedo es algo que se crea, somos sus creadores, una creación mental que connota bloqueos en nuestro desarrollo y que no deja de recordarnos que hemos perdido el presente de nuestro punto de mira.

Es necesario buscar un tiempo para Ti, para superarte y expandirte, dedicar tiempo a forjar un carácter sólido, lleno de amor, disciplina, poder y optimismo porque esta actitud hará que puedas tenerlo todo y hacerlo todo, al mismo tiempo que alimenta la confianza y la autoestima en cada uno de tus elecciones.

Todo tiene un porqué, nada existe por casualidad y si mostramos la suficiente paciencia, tolerancia y perdón veremos, con el pasar del tiempo, que se disuelve por fin el miedo en torno a aquello que antes parecía imposible de superar.

La superación personal implica reciclarse, aprender nuevas enseñanzas, vivir experiencias diferentes, leer libros, hacer viajes, etc. De esta forma aventurera y variable, las personas adquieren una mente abierta y un gran espíritu, alcanzando los niveles más altos de realización.

Por supuesto que el miedo como el aire, siempre estará deambulando con el objetivo de ponerte de nuevo a prueba y para recordarte que no debes bajar la guardia y aprovechar el tiempo al máximo aplicando todo tipo de técnicas que te ayuden a sobrellevarlo.

Recuerda siempre que hagas lo que hagas y desees lo que desees, la superación de tus miedos debe ser la prioridad número uno en tu existencia puesto que dicha misión garantizará que realices tu propio camino y no el que otros quieren que hagas, avanzando donde antes no tenías fuerzas y teniendo el convencimiento de que pase lo que pase, todo va bien.

Sin pasado, sin futuro, sin miedo.

Prof. Denis Astelar http://www.academiahermes.com Tel. 678 615 602

#superación #miedo

51 vistas
(0034)  678 615 602
  • YouTube Social  Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Instagram Social Icon

Este es el sitio web oficial sobre Denis Astelar, fuente de información sobre su agenda, programas, cursos online y consultas privadas.

Todos los derechos reservados.   Academia Hermes © 2015

Términos y condiciones - Aviso legal y cookies.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now