LA CARA Y LA CRUZ DE LA VIDA PÚBLICA


Esta reflexión deseo compartirla para que los demás puedan ser capaces de ver desde sus ojos las distintas experiencias que vivo a lo largo de mi día.

Llevo desde 1998 dedicándome a la Espiritualidad y a la transmisión de enseñanzas para vivir una vida plena y feliz, basadas en canalizaciones propias con un don psíquico entregado desde mi nacimiento. Desde entonces, no me he considerado nunca una persona famosa pero es cierto que debido a mi trabajo de trato con los demás, mi identidad pasó de ser de una persona normal y corriente a una con un claro perfil público. Nunca he confundido el éxito con la fama pero es cierto que viviendo en esa delgada línea, las experiencias vividas con los demás no han hecho más que sorprenderme día a día.

En el pasado, tuve que darme de baja en la telefonía fija de casa porque las personas me llamaban todo el día y durante toda la noche, sin control.

Hay personas que me han pedido hacerse una foto conmigo mientras cenaba en un restaurante y nunca he tenido problemas en ceder. ¡Otra cosa es que interrumpan mi cena familiar y se queden contando sus problemas durante media hora junto a la mesa!

Otras personas me han parado en el vagón de un tren para agradecerme mi labor y me ha llenado de amor y de satisfacción ver sus ojos vidriosos y su corazón abierto de par en par.

Alguna vez, alguien me ha visto en el metro y del grito de emoción que ha pegado al verme me he puesto colorado y la vergüenza me ha engullido como un tornado.

Aunque todas estas situaciones han sido y son inolvidables, algunas otras han teñido de nubes algunos de mis días como en una ocasión en que me llamaron maricón mientras realizaba una conferencia ante 200 personas o incluso cuando he recibido amenazas de tipo personal por escrito o me he encontrado a personas que en eventos se han aproximado a Mí con intenciones de agredirme.

Entiendo perfectamente que cuando alguien te sigue por redes sociales, lee tus artículos todos los días y ha visto tus vídeos cientos de veces, se establezca una falsa sensación de conocer a la persona y que de alguna forma es parte de tu vida, pero eso no es más que una proyección irreal que hace tu mente cuando se vincula a algo que ve de forma cotidiana.

Debido a mi trabajo impartiendo clases, seminarios, conferencias y otras actividades que realizo, lamentablemente no tengo servicio de consultas privadas tipo skype, email o chat (¡de momento!) y es curioso cómo las personas te escriben con una inquietud y cuando ven que no les contestas, derraman su frustración e ira sobre Ti con todo tipo de juicios y faltas.

Muchas personas me llaman “Maestro” pero lo que me gustaría de verdad es que me respetaran tanto como Yo lo hago con Ellos, ni más ni menos.

Todos mis vídeos, artículos y otras aportaciones son gratuitas para que sirvan de muestra de lo que la gente puede encontrar en mis cursos y enseñanzas y que les ayude a animarse y a venir. Durante años hay personas que han seguido mi labor pero nunca se han apuntado a nada ni han hecho por conocerme en persona, no lo reprocho por supuesto, pero ese interés por mi labor implica un mínimo de respeto hacia mi persona y trayectoria que es la de vivir por y para los demás.

Es cierto que el 90% de las personas que leen esto son amables, maduras y tan sólo buscan compartir lo que saben y aprender de lo demás, otros sin embargo pierden su tiempo (y el mío) en ataques personales o en reproches, simplemente porque no encajan tus enseñanzas o puntos de vista con sus esquemas mentales y su modo de proceder.

Hay personas que inician un mensaje privado de esta forma:

1 “Baja tu Ego, no trates a los demás como tontos.”

Otros mensajes realmente están fuera de lugar:

2 “Hola Astelar, ¿sabes que me masturbo pensando en Ti?”

3 Otros mensajes simplemente superan los 10.000 caracteres y podría escribirse una novela entera sin saber que cada hora dedicada a esa lectura es una hora que no juegas con tus hijos.

Si quieres aprender de verdad y encontrar soluciones en tu vida, ¡ven a los cursos y me dejaré la piel para ayudarte!

Algunos simplemente critican sin saber, ofenden sin poder y atacan sin conocer y cometen el eterno fallo de relacionar la Espiritualidad y la Ayuda Social con el altruismo y la necesidad de no cobrar por ello. No se dan cuenta ni por un momento que, como en sus propias vidas, detrás de Ti hay personas que dependen de tu trabajo y dinero (padres, hijos, esposa, abuelos, necesitados…) y que de la misma forma que ellos se quejan de no tener abundancia no comprenden que ¡eso les sucede por criticar la abundancia ajena!

El mensaje de hoy no es una pataleta, no es una reacción a un ataque concreto o de alguien a nivel personal ni tampoco busco una avalancha de amor y reconocimiento porque esa energía ya me la entregáis todos los días con vuestra presencia.

Esta reflexión quiero que sirva para que, por un momento, nos detengamos a pensar que todos somos personas y que cada uno tiene su mundo, su evolución personal, su trabajo realizado y su propósito por realizar y nada ni nadie debería entrar en la vida de otros sino es con el máximo respeto, tacto y con el amor que uno sea capaz de entregar por mucha necesidad que se tenga.

A lo largo de mi vida agradezco siempre una palabra amable, una gratitud sincera, un abrazo de verdad e incluso algún comentario constructivo que me ayude a ser más feliz y consciente. A los demás no sólo les bloquearé sin argumento ninguno, sino que intentaré quedarme con lo bueno y con lo que importa de verdad.

Muchos pretenden Ser, otros Serán y otros simplemente Son, sin más.

Por supuesto que todos somos Ángel y Demonio en nuestro interior pero la cuestión es: ¿a cuál de ellos alimentas más?

Al fin y al cabo siempre he pensado que quien te critica y te odia de algún modo son personas que te admiran pero que no saben por qué, desean ser como Tú pero en realidad no saben por todo lo que has pasado para llegar hasta ahí y en definitiva:

Te observan, te critican, te envidian y al final te imitan.

Prof. Denis Astelar

http://astelar.wixsite.com/denisastelar

Tel. 678 615 602

23 vistas
(0034)  678 615 602
  • YouTube Social  Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Instagram Social Icon

Este es el sitio web oficial sobre Denis Astelar, fuente de información sobre su agenda, programas, cursos online y consultas privadas.

Todos los derechos reservados.   Academia Hermes © 2015

Términos y condiciones - Aviso legal y cookies.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now